martes, 1 de marzo de 2016

Palabras de la Directora en el Acto Apertura del Ciclo Lectivo 2016

Personal Docente, Padres y Alumnos.

Al dar comienzo a un nuevo ciclo escolar es importante replantearse sobre el ¿Por qué elegimos Educar a nuestros hijos y alumnos?, ¿Cuál será la finalidad de la educación en nuestros tiempos? , entonces como respuestas aparecen las ideas de la Obligatoriedad, el Derecho de los adolescentes y jóvenes, la preparación para la vida del mañana y el mundo adulto del trabajo. Adentrándonos más en el tema y atendiendo a la voz de los organismos mundiales, estos explican que “las sociedades necesitan una educación que reflejando las transformaciones económicas y sociales les permitan adaptarse funcionalmente al movimiento de la historia”.

Pero más allá de todas estas afirmaciones, es menester considerar que también Educamos porque consideramos que el educando es mucho más que un ser económico, social e histórico.

Entonces en este punto, pensamos a la Educación como una herramienta de cambio, una puerta de entrada a nuevas experiencias, se trata de un mecanismo de transformación del ser humano.

Desde épocas remotas el gran Aristóteles planteó que, el fin de la educación es la felicidad del educando y en el plano social, la formación de buenos ciudadanos. Seres, solidarios y comprometidos con el otro y su entorno.

Estamos convencidos que la Educación transfigura, transmuta, eleva la esencia del ser ya que hombres y mujeres somos perfectibles, y nos perfeccionamos con el proceso educativo, lo cual constituye el verdadero fin de la educación.

Para despedirnos compartimos con Ustedes un pensamiento del gran escritor Ernesto Sábato, al cual adherimos férreamente: “La búsqueda de una vida más humana debe comenzar por la Educación”.

Lic. Veronica Viola